Esta vez escribiré sobre el acoplamiento entre los seres humanos, en específico, entre dos seres bajo un mismo techo.

Como sabemos, estamos muchos años viviendo en la casa de nuestros padres. En ese hogar aprendemos conductas, amoldamos formas de ser, respuestas que ofrecer y un sin fin de cosas que te forman hasta ser quien eres hoy.

Quienes se van a estudiar y se hospedan, llevan consigo todo lo aprendido en ese núcleo familiar, sea bueno o malo. Lo llevan y lo traspasan a personas nuevas que conocen en el caminar. Viven con otros seres humanos que también cargan sus experiencias y puede que en ocasiones su energía se enfrente y tendrán que lidiar con eso, resolviendo o empeorando la situación.

Luego llega la convivencia o el matrimonio con el ser amado. Aquí la cosa va tomando un sentido más serio, pues ya no andas con tu compañero/a de hospedaje al que puedes mandar a volar sin pena alguna. En esta etapa decides caminar con ese ser amado, en altas y bajas.

Y es que lo difícil es el acoplamiento.

Es difícil porque son dos seres humanos con distintas experiencias de vida, con sus fortalezas y debilidades, con sus cambios en estado de ánimo, con energía y desánimo, con la experiencia de creer en Dios y la experienca de no haber visitado una iglesia, con hijos y sin hijos, con efermedades y con salud, con experiencias positivas en el núcleo familiar y con experiencias no muy bonitas; con preparación académica y sin preparación… Vienes de adquirir tantas y tantas cosas que el momento de acoplarse puede resultar un poco difícil. Y sí, el amor puede estar y puede ser muy fuerte, sin embargo, puedes llegar a analizar cómo va creciendo o empeorando ese acoplo entre los dos seres.

19451516_330201710750007_902512402_o

Habrán momentos de fricción entre los deseos en la toma de decisiones, habrá inconformidades, malestares, enojadas y peleas hasta que una de las partes llegue a ser más empática y más sensible como para llevar el control sobre como manejar las diferencias de forma inteligente. Este ser ofrecerá el balance en la relación para que la misma pueda crecer, y con los gestos, los detalles y el amor, la pareja sobre-vivirá.

El momento en que estén totalmente fusionados puede llegar pronto, pero en otros casos puede tomar mucho tiempo…porque son dos seres diversos y maravillosos.

ZJC